All Things Must Pass – George Harrison

Estamos a finales de 1970 y el bueno de George, nos saluda sentado en su sillita desde la portada de su nuevo y flamante álbum “All Things Must Past” (traducción libre: “todo acaba”, o más bien “nada perdura”). Un título como este parece un epitafio para su recién fallecido grupo (Los Beatles, por si alguien lo había olvidado) pero todo tiene su lado bueno: la desintegración de estos permitió que de la fea oruguita Harrison eclosionara una linda mariposilla dispuesta a enseñarnos todas las canciones que sus malosos compañeros no le dejaron sacar a la luz… Y es que este disco está formado en gran parte por canciones que llevaban escritas desde el 67 por lo menos.

Y es que uno no puede evitar al escucharlas el pensar cómo habrían quedado en manos de los Fab Four y de los impagables George Martin y Geoff Emerick, productor e ingeniero de sonido respectivamente. Ciertamente el punto flaco de esta tremenda colección de canciones es la producción del esquizofrénico y sobrevalorado Phil Spector, que yo no digo que no tuviera sus cosas, pero que creo que no estaba en su mejor momento cuando realizó sus trabajos para los ex-Beatles. De hecho siempre me ha dado la impresión de que John y George aplaudieron su trabajo en “Let It Be” tan sólo por joder a Paul.

El caso es que la producción de Spector, que en aquel momento podría parecer moderna e impactante ha resistido mal el paso del tiempo y hoy en día suena pesada y farragosa, haciendo un flaco favor a canciones que hubieran quedado mejor si se pudieran apreciar los instrumentos con más claridad (como es el caso de “Apple Scruff” que curiosamente, suena ligera y cristalina), en lugar de la masa borrosa del famoso “muro de sonido” spectoriano… Para ser justos, digamos que algunas canciones han salido bien paradas del “tratamiento”, como es el caso de la famosa “My Sweet Lord” o “Isn’t It A Pity”, pero hay que añadir que pedazos de temas como “Art Of Dying” se han visto perjudicados y no lucen todo lo que deberían.

En cuanto a los músicos que acompañan a Harrison, se trata de una de las “colecciones” más impresionantes que se haya juntado nunca para grabar un disco: junto al mismo George encontramos a Ringo Starr , Eric Clapton, Peter Frampton, Klaus Voormann, Billy Preston, Alan White, Pete Ham y Tom Evans del grupo Badfinger y Pete Drake, además de otros muchos músicos de menos relumbrón. Incluso en una de las canciones participa un jovencísimo Phil Collins (seguramente esta colaboración haya sido lo mejor de su carrera, habida cuenta de sus posteriores devaneos…)

Y ahora, por fin, paso a comentar algunas de las canciones más destacadas del disco:

Id Have You Anytime: escrita a pachas con Bob Dylan, la canción que abre el disco es representativa del estilo “suave” de George y del característico sonido de su guitarra.

My Sweet Lord: es la canción más famosa de Harrison en solitario, y de hecho fue la primera canción de un ex-beatle en lograr el Nº1 en las listas inglesa y americana (aunque originalmente la había escrito para Billy Preston, el teclista que colaboró en los últimos discos de los Beatles). En la otra cara de la moneda, la acusación de plagio sobre la canción “He’s So Fine” de The Chiffons sigue pesando sobre este tema, a pesar de que en su día se resolvió en los tribunales declarándolo “plagio involuntario”. A mí esta explicación me parece muy plausible, pero el que quiera opinar, que compare las dos… Pese al tufillo religioso, la canción mola y más que de religión habla de espiritualidad.

Wah-Wah: un enérgico y repetitivo rock en el que se aprecia una vez más el característico humor de George, que identifica el sonido del famoso pedal de efectos “wah-wah” con el “yu-yu” o mal rollito… (por cierto, que si habéis leído mi anterior artículo sobre Harrison, sabréis que fue uno de los primeros, si no el primero en utilizar este pedal de efectos en una grabación, en concreto en la canción “I Need You” del álbum “Help”)

Isnt It A Pity: una preciosa balada y una de las mejores canciones del disco que refleja el carácter bondadoso (que no bonachón) de nuestro guitarrista favorito y en la que se lamenta por el daño que nos hacemos los unos a los otros, día sí, día también.

What Is Life: escrita originalmente también para Billy Preston, es otra canción marchosilla de esas que cuando la oyes te suenan aunque no sepas ni el título ni quien la canta ni nada (supongo que es de las que programan en M-80…) Fué el segundo single y llegó al top 10 del billboard americano. Nada extraño, pues tiene mucho gancho.

Behind That Locked Door: esta preciosa canción, escrita originalmente para Bob Dylan (como veis el bueno de George era bastante desprendido…) nos acerca al gusto de Harrison por la música hawaiana con una guitarra steel absolutamente deliciosa a cargo del guitarrista Pete Drake.

I Live For You: otra preciosa canción empapada de la maravillosa slide-guitar de Harrison que -inexplicablemente- no estaba incluida en el disco original, aunque por suerte ha sido rescatada para la edición del 2005.

Beware Of Darkness: una de las grandes canciones del disco: Harrison se pone trascendental y filosófico en una canción profunda y de factura grandiosa en la que nos previene sobre los peligros que nos acechan en la vida. Aquí os dejo dos versiones, la original y una demo acústica que también es soberbia y que demuestra que la canción funciona perfectamente sin todo su ropaje instrumental.

Apple Scruffs: esta canción es todo lo contrario que la anterior: un homenaje intrascendente y liviano a las fans de los Beatles, que ellos denominaban con este apelativo de “Apple Scruffs” que podría traducirse por algo así como “las zarrapastrosas de Apple”. Jugosa y ácida como una Granny Smith.

Awaiting On You All: otra marchosa canción en la que Harrison saca a relucir su rollito religioso, que contempla como algo personal en lo que no deberían inmiscuirse las iglesias, con frases como “El Papa posee el 51% de General Motors y lo único sobre lo que puede instruirnos es sobre la bolsa”.

All Things Must Pass: todo acaba… lo bueno y lo malo. El día y la noche… y mi amor. Así es, así que acostúmbrate. Lo dice George, no yo. Una canción preciosa en la que la gran técnica de slide de Harrison vuelve a brillar con todo su esplendor.

Art Of Dying: después de escucharla uno se pregunta porqué coño los Beatles rechazaban esta y otras canciones de Harrison… no me extraña que para George la disolución del grupo fuera toda una liberación. Esta canción vuelve a estar inspirada por la espiritualidad oriental que George descubrió allá por el sesenta y pico, pues habla de la reencarnación.

Plug Me In: el tercer disco de la edición original en vinilo estaba ocupado integramente por una Jam Session de los músicos que participaron en el mismo. Pese a tratarse de un elenco impresionante, el resultado no deja de ser un poco tostón y muchos ven esta parte del disco como un pegote. Personalmente no me disgusta la idea, pero no hubiera ocupado un disco entero en ella. Como muestra aquí os dejo uno de los temas de la Jam, y con esto termina mi sesudo análisis de este magistral disco. ¡Que ustedes lo disfruten! (el disco, digo 😉 )

Para saber más:

Página oficial del Album: su estilo recuerda al de las producciones animadas de Terry Gilliam para los Monty Phyton (no en vano, Harrison produjo algunas de sus películas… ya os contaré más en futuros artículos)

All Things Must Pass en la Wikipedia

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

9 comentarios to “All Things Must Pass – George Harrison”

  1. Pope Says:

    Mariposilla?

  2. lenon Says:

    Creo que mariposón no erá… 😀

  3. Miguel Angel Says:

    Ese Lenon haciendo honor a su nombre en esta entrada.
    Alegra el regreso.

    Recuer2

  4. lenon Says:

    ¡Gracias hombre! Aunque en realidad nunca me fuí 😉 ¿Qué tal te va por esos mundos de dios…?

  5. arturo11bay Says:

    por que no haces un post de Paúl McCarney

  6. arturo11bay Says:

    por que no haces un post de Paúl McCarney y Ringo Starkey

    • lenon Says:

      Hola arturo11bay… resulta que el blog ha estado parado durante un tiempo… (bastante tiempo en realidad) pero pienso reabrirlo en breve y seguramente lo primero que haga sea escribir los artículos relativos a los amigos Maca y Ringo 😉

  7. Shane Says:

    Link exchange is nothing else but it is simply placing
    the other person’s blog link on your page at suitable place and other person will also do same in favor of you.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: